ALCOHOLISMO

logo2

¿Cómo se reconoce el alcoholismo?

Las primeras sospechas generalmente surgen a raíz de conductas llamativas y síntomas corporales. Los alcohólicos a menudo son muy irritables y sensibles a la confrontación con su problema. El dependiente del alcohol con frecuencia esconde reservas de alcohol. Generalmente trata de ocultar su consumo y de disimular su hálito alcohólico mediante gomas de mascar, enjuagues bucales u otros.

¿Qué alternativas de terapia existen?

Al diseñar un tratamiento es importante que éste se adapte a la individualidad de cada paciente. Una condición necesaria para una terapia exitosa es que el paciente desee detenerse y que tenga la disposición a tolerar las etapas difíciles. Estas condiciones no necesariamente se dan en las primeras sesiones de tratamiento, momentos en que el paciente con frecuencia está ambivalente con respecto a su tratamiento. Sin embargo, la ambivalencia va cediendo a medida que recibe las acciones del tratamiento y comienza a ver el efecto positivo de éste. En todo este proceso es fundamental el apoyo de su entorno social, es decir, la colaboración de su red de apoyo.

¿Cuándo una persona sufre de alcoholismo?

• Siente un deseo incontrolable de continuar bebiendo después de consumir una pequeña cantidad de alcohol.
• Continúa bebiendo a pesar de saber que debería detenerse.
• Necesita cada vez más alcohol para lograr el mismo efecto.
• Bebe solo/a y en secreto.
• Asume y acepta un daño a su organismo como consecuencia de su consumo de alcohol.
• Afecta su relación con otras personas debido a su conducta bebedora.
• Bebe para atenuar los síntomas de abstinencia.
• El pensamiento y la motivación se centran en el consumo de alcohol y esto conduce a un descuido progresivo de la vida social y otros intereses.

Usted podría tener un problema con la bebida si usted…

• Se siente culpable o avergonzado por beber.
• Miente u oculta sus hábitos de beber.
• Tiene amigos o familiares que están preocupados por su consumo de alcohol.
• Necesita beber para relajarse o sentirse mejor.
• Pierde el conocimiento u olvida lo que hizo mientras bebía.
• Bebe regularmente más de lo que pensaba.

Beber es tan común en muchas culturas y los efectos varían tan ampliamente de persona a persona, no siempre es fácil averiguar dónde está la línea entre beber socialmente y tener problemas con la bebida. La conclusión es cómo el alcohol le afecta. Si el consumo de alcohol está causando problemas en su vida, tiene un problema con la bebida.
Si conoce a alguien en problemas o usted mismo cree tenerlos, no dude en buscar ayuda terapéutica.

5/5
Licenciada en Psicología, Universidad Autónoma de Chile, 2011, Postítulo en Psicoterapia en Adicciónes y Patologia DUAL
Natalia Peña Fernández
psicóloga